HOLBOX: UN PARAÍSO NATURAL CERCA DE CANCÚN

Autor: Stephany Escudero

El estado mexicano de Quintana Roo es privilegiado en muchos sentidos. Aquí se conjugan exuberantes zonas de selva, playas espectaculares, abundante fauna terrestre y marina, ríos subterráneos con cenotes, clima cálido y legados de la cultura maya que sobreviven el paso del tiempo. Pero entre los muchos lugares de interés de Quintana Roo, hay algunos que son muy especiales porque conservan su magia auténtica y porque están inmersos en la naturaleza. Holbox es uno de ellos.



Holbox es una pequeñita isla en la costa noreste de Quintana Roo, que solo está unida intermitentemente a la península de Yucatán por una barra de arena. Se tiene que llegar en ferry desde el puerto de Chiquilá, atravesando por unos 20 minutos la laguna Yalahau. Chiquilá está a solo 2 horas de Cancún, en un camino con bellos pueblitos pintorescos, como Leona Vicario y Solferino.

Holbox, la isla de la fantasía, se ubica en el Área de Protección de Flora y Fauna Yum Balam. Su pequeño poblado todavía conserva su ambiente de pequeño pueblo pesquero, por lo que enamora a los visitantes en búsqueda de sitios y experiencias diferentes. Las calles de Holbox son de arena y hay muy pocos automóviles, por lo que los medios de transporte normales son los carritos de golf y las bicicletas.



Qué hacer en Holbox

Ya sea que vayas de visita durante el día o te quedes varias noches, hay numerosas cosas que hacer en Holbox. Renta un carrito de golf y lánzate a explorar la isla; baja en tu zona favorita y disfruta las extensas playas de arena blanca, agua cristalina y de oleaje sumamente tranquilo. Si lo prefieres, alquila una bicicleta para moverte de un lugar a otro, o recorre a caballo las playas tranquilas.



Después, toma un tour en kayak por los manglares para admirar la variedad de aves y reptiles que viven en la zona. Si visitas la isla de mayo a septiembre incluso podrás vivir la increíble experiencia de nadar con el tiburón ballena, el pez más grande del mundo.



Cuando estés en Holbox también debes de recorrer sus callecitas cubiertas de arena blanca. Visita sus tienditas y platica con sus amables habitantes. Sorpréndete también con los bellos murales de Holbox que adornan todo el poblado. Estos murales que capturan la identidad de la isla son renovados por artistas de todo el mundo cada año en el Festival Internacional de Arte Público.



También toma un tour para visitar la isla de la Pasión, ir a la isla Pájaros, donde podrás ver bellas aves exóticas de 140 especies en su hábitat natural, y para explorar la laguna Yalahau y ver su increíble ojo de agua.

Para disfrutar la naturaleza toma tours para ver delfines y flamencos, o dirígete a Cabo Catoche a practicar snorkeling.

Si te gustan los animales, ve al Refugio Holbox para apoyar este proyecto que rescata a animales como perros y gatos, e incluso mapaches y aves exóticas.



Por si fuera poco, en Holbox podrás admirar el espectáculo natural de la bioluminiscencia. Más o menos de julio a enero puedes tomar un tour (mejor en una noche con luna nueva) a una de las zonas más oscuras de la isla, como Punta Cocos, para ver a estos microorganismos producir pequeños destellos de luz.



Qué comer en Holbox

Holbox es, después de todo, un pueblo pesquero, así que aquí podrás disfrutar de una gastronomía deliciosa con frescos productos del mar. Deléitate con los antojitos regionales, come pescados y mariscos frescos, y prueba la famosa pizza de langosta.


Cómo cuidar el medio ambiente en Holbox

El ecosistema de Holbox es extremadamente delicado y la presión de nuevas construcciones y gran cantidad de visitantes lo pone en riesgo. Por eso, es muy importante que al visitar la isla seas consciente de tu huella ambiental y cuides lo más posible a este paraíso natural.


En tu visita a la isla intenta no generar tanta basura evitando comprar productos con envolturas innecesarios, y la basura que generes deposítala en los contenedores correspondientes. Respeta el ritmo y modo de vida de los habitantes y apoya los negocios locales sobre los que no lo son.

Al planear tu itinerario, no incluyas actividades que dañen el ecosistema y al reservar tus tours asegúrate de utilizar proveedores con las mejores prácticas ambientales.

Utiliza repelentes, bronceadores, bloqueadores y otros productos de cuidado personal que sean biodegradables, y cuando tomes duchas o baños procura hacerlo rápidamente para no desperdiciar